¿EXISTE UNA RELACIÓN CAUSAL ENTRE LA EXPOSICIÓN A LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS DEL CELULAR Y EL DESARROLLO DE TUMORES?

Según la Agencia Internacional de Estudios sobre Cáncer y la OMS, en el mundo hay aproximadamente 500 x 106 usuarios de teléfonos celulares. La preocupación por los efectos que la radiación electromagnética podría haber generado despertó múltiples y controversiales líneas de investigación. El Dr. Daniel Lerda, jefe del Laboratorio de Genética Molecular, nos cuenta sobre su trabajo de investigación y las conclusiones a las que arribó.

Tal como sostiene el profesional, “la radiación electromagnética penetra (en el cuerpo), pudiendo ser absorbida por el cerebro y transformada en calor. (Este) acumula energía en un corto tiempo y si el cerebro es perturbado por ondas electromagnéticas pueden producirse efectos fisiológicos”. Esta sospecha es lo que llevó a la OMS a calificar a las ondas electromagnéticas como posiblemente cancerígenas.

El profesional llevó a cabo una investigación en la que estudió a 83 hombres y mujeres entre 18 y 36 años. El objetivo del estudio fue determinar si las ondas electromagnéticas afectaron a las células de la boca. Para ello, se tomaron dos muestras biológicas de cada voluntario y luego se analizaron para saber si había una afectación de las células yugales, es decir, de la mucosa bucal. Este tipo de estudio es importante porque las ondas electromagnéticas toman cierta temperatura y con el tiempo pueden perturbar el estado fisiológico de las células.

En la investigación, Lerda llegó a la conclusión de que el ADN de las células yugales no se vio afectado por el uso del celular y esto no varía ni con la edad ni con el género de la persona. Sin embargo, como existen estudios tan controversiales, el profesional recomienda evitar que las ondas electromagnéticas ingresen directamente por el canal auditivo. Por lo tanto, es preferible el uso de manos libres o altavoz.