EMPODERÉMONOS ¡HAGAMOS POSIBLE LA LACTANCIA MATERNA!

Del 1 al 7 de agosto se celebra la Semana Mundial de la lactancia materna 2019. El lema de este año es “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”. Esta conmemoración fue instaurada por la OMS y UNICEF en 1992 y es, actualmente, el movimiento social más extendido para el fomento de la lactancia materna. Se celebra en más de 170 países del mundo.

La lactancia materna es un acto natural, pero al mismo tiempo es un comportamiento aprendido. Numerosas investigaciones han demostrado que las madres y otros cuidadores necesitan apoyo activo para iniciar y mantener prácticas apropiadas de lactancia materna. La Clínica Universitaria Reina Fabiola es la única institución privada que ofrece, desde hace un año, un Consultorio de Lactancia Materna, el cual está al servicio de toda mujer embarazada que desee prepararse, en instancia preparto, para, posteriormente, lactar a su bebé; y también para aquella mamá en posparto, es decir, que ya tuvieron a su bebé. En ambos casos, desde el Consultorio de Lactancia Materna, se acompaña el proceso, se ayuda a atravesar dificultades y se evacúan dudas más específicas y puntuales. 

La importancia de la leche materna

Según la OMS, la leche materna es el alimento ideal para los recién nacidos y los lactantes, ya que les aporta todos los nutrientes que necesitan para un desarrollo sano. Es inocua y contiene anticuerpos que ayudan a proteger a los lactantes de enfermedades frecuentes de la infancia como la diarrea y la neumonía, que son las causas principales de mortalidad en la niñez. La leche materna es un alimento natural y seguro, que además, el lactante dispone en todo momento y en cantidad suficiente para una alimentación con seguridad perfecta y única.

Además, según el mismo organismo, la lactancia exclusiva es recomendada durante los 6 primeros meses de vida; a partir de entonces, se sugiere mantener la lactancia materna hasta los 2 años, como mínimo, complementándola adecuadamente con otros alimentos sanos e inocuos.

La Lic. Berenice Morzone, responsable del consultorio, comparte datos sobre la lactancia materna:

*La leche materna disminuye posibilidad de desarrollar enfermedades en un 22% y reduce el riesgo de muerte neonatal en un 33%.
* Aumenta hasta seis puntos el cociente intelectual del niño.
* Fomenta el vínculo afectivo madre-hijo.
* Favorece la recuperación física de la madre y reduce el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
* El tamaño de los pechos no influye en la producción de leche.
* El calostro (primera leche) es suficiente para alimentar al bebé.
* Si al amamantar duele, significa que algo hay que mejorar. En tal caso, es necesario buscar ayuda con profesional de salud.
* La ducha diaria es suficiente para la higiene de las mamas durante la lactancia.
* Las primeras semanas es normal necesitar guía y acompañamiento para establecer el amamantamiento de cada mamá-bebé.
* Más del 95% de madres pueden producir leche materna en calidad y cantidad.
* Para que las madres puedan iniciar y mantener la lactancia materna exclusiva la OMS y el UNICEF recomiendan que se haga a demanda, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche.