ANÁLISIS POR EL DR. SÁNCHEZ FREYTES

Hoy se celebra el Día Mundial del Lupus, por ello dialogamos con el Dr. Marcelo Sánchez Freytes, jefe del Servicio de Reumatología de la Clínica Universitaria Reina Fabiola (CURF).

El lupus es una enfermedad autoinmune que tiene diferentes variedades. Una de ellas, es  el  lupus eritematoso sistémico que presenta un compromiso sistémico general.

Sánchez Freytes remarcó que en el paradigma de las enfermedades autoinmunes, es una patología poco frecuente que se caracteriza por la generación de anticuerpos propios en contra de diferentes órganos. Esto requiere que el trabajo de los profesionales de la salud sea multidisciplinario.

No tiene cura pero, un tratamiento con drogas inmunosupresoras  permite que quien padece la enfermedad,  desarrolle una vida con normalidad. El tratamiento dependerá de cada caso y del compromiso sistémico que presente el paciente.

Los casos en hombres son extraños. Lo habitual es que se presente en la mujer y sobre todo en etapa fértil, lo que no significa que no se registren casos de lupus fuera de esa franja etaria. Esto es así porque, tal como analizó el especialista, los estrógenos tienen una acción permisiva con las enfermedades autoinmunes. Por lo tanto, en general las mujeres en edad fértil tienen más posibilidades de padecer esta enfermedad autoinmune que el hombre. En menopausia, la agresividad del lupus es sensiblemente menor.

Igualmente, “lo que permite la aparición del lupus no es la presencia o ausencia de estrógeno sino un mapa genético que te predisponga”, aclaró el jefe del Servicio de Reumatología.

Existen señales de alarma para saber si se debe consultar con un profesional de la medicina.

  • Inflamación y dolor en articulaciones por varios días de evolución, sobretodo en manos, muñecas y rodillas.
  • Fotosensibilidad, aún con poco tiempo de exposición solar. Además se le adicionan lesiones rojizas sin picazón en cara, cuello, brazos y parte superior del tórax.
  • Aftas persistentes en la boca
  • Enfermedad de Raynaud, lo que torna que las manos sean azuladas
  • Alopecia / Caída del cabello
  • Estos síntomas se acompañan de fiebre con gran decaimiento

Según analizó Sánchez Freytes: “La consulta con el Reumatólogo permite sospechar ante estas  señales de alarma, pero la confirmación es a raíz de un análisis de sangre que se realiza en el laboratorio inmunológico de la CURF”. 

Embarazo y lupus

Sánchez Freytes aseguró que es posible llevar a cabo un embarazo en una mujer lúpica, siempre y cuando se tomen ciertos recaudos.

Por un lado, la enfermedad no debe estar activa, sino en remisión.  “Si lo hace estando en actividad hay riesgo de que haya complicaciones en el embarazo, tanto para la madre como para el niño”, reflexionó.

Para atenuar los síntomas de la enfermedad, se comienza con un tratamiento inmunosupresor. Cuando se logra controlar y mantener una estabilidad, se puede bajar la dosis de inmunosupresores. A partir de allí se puede planear un embarazo.

Este será etiquetado como de alto riesgo y necesitará cuidados y vigilancia mucho más cercana tanto de la madre como del feto, porque pueden existir eventualidades no deseadas.

El especialista destacó que son embarazos que si se llevan a cabo en una etapa de remisión y con los controles necesarios, pueden llegar a término con buenos resultados.

Desde la experiencia y academia, Sánchez Freytes sostiene que el niño puede nacer con manifestaciones lúpicas, pero para lograr un diagnóstico certero hay que hacer una evaluación en el tiempo. “En ocasiones, al nacer el bebé presenta un cuadro similar  a la madre, pero las posibilidades de que se siga desarrollando son prácticamente nulas”, analizó.

Cuidados y posibilidad de recaída

La factibilidad de una recaída de un Lupus en remisión existe. Esto puede ocasionarse por no poder comprar la medicación, porque la enfermedad se hace refractaria de la medicación y es necesario cambiar de esquema, porque la dosis es insuficiente, por estrés, por infecciones que requieren suspender los inmunosupresores y allí se reactiva la enfermedad, entre otros factores.

Las personas lúpicas pueden desarrollar su vida con normalidad. Sin embargo, hay una serie de recomendaciones médicas que ayudarán a mantener el lupus en remisión:

  • No tomar anticonceptivos
  • No fumar
  • No exponerse al sol
  • Usar protectores de pantalla total con factor 50 o más
  • Protegerse del frío

Ante la aparición de algún síntoma, consulte con un médico especialista en Reumatología.