AVANCE EN EL TRATAMIENTO DEL TUMOR HEPÁTICO

A raíz de los avances científicos que realizaron miembros del CONICET y de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) en cuanto al tumor hepático, dialogamos con el Dr. Santiago Bella,  jefe del Servicio de Oncología de la Clínica Universitaria Reina Fabiola.

Según Bella, los tumores tienen una correlación con el sistema inmunológico. Anteriormente, en casos como el melanoma o el tumor de riñón, se realizaban una inmunología inespecífica, porque no se podía determinar quién la podía recibir y quién no, ni cuáles eran los mecanismos de respuestas.

La medicina actual conoce la relación existente entre los tumores, las proteínas y el sistema inmunitario. Las células del tumor tienen proteínas en sus membranas, las cuales se unen a proteínas de las membranas del sistema inmunitario, especialmente los linfocitos, y eso disminuye la acción de los linfocitos, evitando que este se defienda de tumores e infecciones.

Bella detalló que James P. Allison y Tasuku Honjo, ganadores del Premio Nobel de Medicina 2018, ya habían encontrado proteínas que interferían en la unión de la membrana plasmática de la célula tumoral con la membrana del linfocito. Esta proteína permitió el desarrollo de una inmunidad específica contra el tumor.

Este descubrimiento revolucionó los tratamientos oncológicos. El jefe del Servicio resaltó: “Hoy la inmunoterapia es un tratamiento de primera línea del melanoma y de tumores como riñón o pulmón. Pero también es un tratamiento de segunda línea de prácticamente todas las enfermedades. Hay enfermedades más inmunogénicas que otras, pero todas tienen un componente inmunitario por el cual uno puede accionar para obtener una mejor respuesta”.

¿Por qué el descubrimiento de los científicos argentinos es una mejora en el tumor hepático?

Los investigadores de CONICET y de la UNR encontraron una nueva proteína de vinculación entre los linfocitos y el tumor de hígado. El tumor hepático es muy inmunogénico. “Todavía no hay drogas aprobadas para el uso del tumor hepático, pero los resultados que se están viendo en las pruebas son excelentes”, sostuvo Bella.

Actualmente se lo trata con antiangiogénicos, drogas que, cuando la enfermedad está diseminada, interrumpen la vascularización del tumor. Tiene resultados mejores que la quimioterapia, pero no son del todo convincentes.

Si esta investigación avanza, mejoraría calidad y exceptiva de vida. “En oncología siempre se tiene como objetivo mejorar la calidad de vida, la sobrevida y los tiempos en los cuales el paciente no tiene que realizar tratamiento activo”, reflexionó.

Este avance científico ¿ya se puede implementar?

Según narró Bella, la implementación de esta proteína no sería inmediata: “Hay escalas de investigación para desplazar terapias viejas por nuevas”. Los estudios de investigación poseen fases en las que se miden efectividad y tolerancia. Primero hay que inventar el medicamento, usarlo en modelo animal y luego en humanos.

“Este hallazgo está en una etapa  muy temprana. Sin embargo, tenemos expectativas de que, prontamente, se aprueben drogas inmunológicas para tratamiento de hepatocarcinoma”, concluyó.

 
   Dr. Bella, Santiago Rafael
Jefe del Servicio de Oncología