NUESTROS PROFESIONALES NOS INFORMAN

Hoy en nuestro país se celebra el Día Nacional del Terapista Ocupacional, quienes hacen de su profesión como medio por el cual el individuo genera independencia en su vida, adaptación al ambiente físico y social, previniendo, rehabilitando o manteniendo su salud física, mental, social y emocional.

Esta área se encuentra ubicada en el Servicio de Rehabilitación y Fisioterapia, la cual está conformada por la Lic. Berardo, Paula Soledad y la Lic. Tuljak, Alejandra Lucía, quiénes en esta ocasión nos informan acerca de los  efectos perjudiciales del uso del celular en los niños y adultos:

En niños... 
• Retraso del desarrollo. El uso excesivo de celulares en niños menores a 12 años restringe el movimiento, lo cual puede resultar en retraso en el desarrollo. Investigaciones indican que uno de cada tres niños que entra a la escuela con retrasos de desarrollo, afectando negativamente la alfabetización y el rendimiento en el aprendizaje. La Ocupación por excelencia en esta etapa evolutiva es el juego, que incluye deportes y actividades artísticas;  Ocupación que, en cambio, mejora la atención y la capacidad de aprendizaje. 

• Motricidad fina. Si bien la ciencia aún no logra  ponerse de acuerdo sobre los efectos a  largo plazo que tienen la exposición prolongada y el uso excesivo de pantallas táctiles en la primera edad, en los últimos tiempos es notable la influencia  en el desarrollo de la motricidad fina, por ejemplo para la actividad de escritura, como un claro exponente de retraso del desarrollo. 
• Postura. El uso ilimitado de pantallas también puede impactar en la postura de los niños, ya que reciben chicos con debilidad en los músculos extensores del tronco, lo que les impide mantenerse erguidos. En las manos vemos problemas para la coordinación de los dedos, dificultad para que ambas manos trabajen juntas y falta de destreza y fuerza *.


En adultos...
• Neuropatías y tendinopatías. La destreza manual requerida para manipular celulares, está altamente relacionada con tendinopatías, como por ejemplo la Tendinitis De Quervain;  y con neuropatías, como por ejemplo el Síndrome del Túnel Carpiano. Estudios atribuyen como factor importante al uso excesivo en cuanto a tiempo y frecuencia de estos dispositivos,  que implica la manipulación con el dedo pulgar e índice, dedos inervados por ramificaciones del nervio mediano.

 

Fuente: Servicio de Rehabilitación y Fisioterapia