Servicio de Infectología

Nuestra Institución ha incorporado un nuevo servicio para el asesoramiento al paciente que brinda información completa ante un viaje, atendiendo a lo que llamamos Medicina del Viajero. El equipo médico de Infectología asesora a nuestros pacientes en función a las particularidades de cada viaje y destino, definiendo cuestiones importantes como seguro de salud, vacunación, alimentación, botiquín preventivo y otras particularidades.

¿En qué consiste la consulta médica en nuestro servicio de Medicina del viajero?

Al momento de consultar es necesario tener en cuenta:

  • Destino elegido (área selvática vs no selvática).
  • Medio de transporte.
  • Duración del viaje y estación en la que se realiza.
  • Finalidad del viaje.
  • Tipo de alojamiento, higiene de alimentos y red de saneamiento.
  • Conducta o estilo de vida.
  • Actividades que se planean realizar.
  • Salud previa del viajero.

A partir de un análisis detenido sobre los puntos anteriormente mencionados, el infectólogo determinará si es necesaria alguna vacuna y/o medicación antipalúdica, y se identificará cualquier otra medida sanitaria que pueda necesitar el viajero. Se prescribirá un botiquín médico básico con los elementos apropiados para las necesidades individuales.

La garantía de realizar esta consulta infectológica en un centro de salud autorizado, es la seguridad de tener una buena experiencia en su viaje.

¿Qué es la Medicina del Viajero?

Es una disciplina que tiene por objetivo proteger al viajero de posibles enfermedades, minimizar los riesgos y consecuencias de la misma, y/o evitar accidentes que puedan ocurrir debido a auto tratamientos inadecuados.

Los riesgos varían según el tipo de viaje y el destino elegido, razón por la cual todos los viajeros deberían tomar medidas preventivas, sobre todo aquellos que elijan visitar  zonas sanitariamente deprimidas, o que pertenezcan a ciertos grupos de riesgo como bebés, niños pequeños, embarazadas, ancianos, inmunodeprimidos o personas con problemas médicos previos.

¿Qué medidas preventivas debemos tomar?

Entre estas medidas preventivas encontramos tres grandes grupos:

  • Estilo de vida o pautas de conducta: Deben revisarse los aspectos alimentarios (tanto la calidad del agua como los alimentos característicos de esa zona), y evitar picaduras de mosquitos y otros antrópodos. En toda circunstancia asegurar que el agua que se consuma sea segura (incluyendo cubitos de hielo).
  • Potencial necesidad de profilaxis del paludismo o malaria.
  • Vacunaciones a recomendar: Son necesariamente un traje a la medida, donde a partir de una orientación básica (como sería el país de destino y sus exigencias sanitarias), se ha de diseñar una recomendación individualizada de vacunación.

De acuerdo a este último punto, es necesario tomar el asunto con su debida importancia. Se recomienda realizar una consulta al infectólogo entre 4 y 8 semanas antes del viaje, debido a que en caso de ser necesaria la aplicación de alguna vacuna se pueda lograr una aceptable inmunidad. No obstante, los viajeros de última hora también podrían beneficiarse de una consulta médica.

La fiebre amarilla

Tratándose de una vacuna que está en boca de toda la comunidad compartimos los estándares pautados por organismos internacionales especializados en medicina del viajero, los que indican que corresponde colocar vacuna contra la fiebre amarilla, si el destino elegido lo requiere. La misma puede ser suministrada en vacunatorios provinciales autorizados. El vacunatorio de nuestra Clínica cuenta con dicha vacuna; de todos modos se solicita por favor CONSULTAR DISPONIBILIDAD previamente. Con la colocación de esta vacuna se hace entrega del Carnet Internacional de Vacunación, suministrado por el Ministerio de Salud, que puede ser solicitado en pasos fronterizos.

Para más información o coordinación de consulta comunicarse a 4142121.