QUIENES PUEDEN DONAR Y PARA QUÉ ES UTILIZADA

La Clínica Universitaria Reina Fabiola (CURF), por iniciativa de sus obstetras, se sumó al programa de donación de membrana o bolsa amniótica del Ente Coordinador de Ablación e Implante de Córdoba (ECoDAIC), institución sin fines de lucro avalada por el INCUCAI y el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba. La Dra. Carolina Bianchi, profesional del Servicio de Ginecología y Obstetricia de la CURF y coordinadora institucional de la recolección, nos cuenta quiénes pueden donar y para qué es utilizada.

¿Qué es la bolsa amniótica y quiénes pueden donarla?

La membrana corio-amniótica forma una bolsa, la cual contiene el líquido que rodea al bebé. Entre sus funciones se destacan la protección contra infecciones y traumatismos y la secreción y difusión de sustancias esenciales en el desarrollo, lo que permite además, el crecimiento simétrico y los movimientos del feto.

Según precisó la profesional, pueden donar de manera voluntaria aquellas mujeres que den a luz mediante una cesárea programada y estén libres de infecciones virales transmisibles por sangre y tejidos.

¿A quiénes ayudamos con la donación?

Las membranas son procesadas por ECoDAIC, quien obtiene parches de 4x4cm y los preserva a   -80°C para que se utilicen cuando sea necesario. Las principales demandas de estos parches surgen en cirugías oftalmológicas, plásticas reconstructivas y de úlceras de piel.

Ya que la membrana es un potente cicatrizante y reparador de tejidos, ayuda a niños y adultos con dificultades en la visión, a diabéticos, a grandes quemados, a víctimas de traumatismos y a portadores de colostomías, entre otros.

¿Cómo es el procedimiento de donación?

Bianchi explicó que hasta el momento, la membrana, al igual que la placenta, se descartaba como residuo patógeno después del alumbramiento. Desde el martes 11 de junio, día en el que nuestra institución gestionó la primera donación, todas las madres que deseen donar esta membrana y cumplan con los requisitos referidos anteriormente, podrán hacerlo.

Para que se conserve la membrana, durante el embarazo, la futura mamá debe expresarle al obstetra su voluntad de donación, así al finalizar la cesárea, no se descarta como residuo. Dentro de las 24 h posteriores al parto, profesionales de ECoDAIC trasladarán el material de donación y le extraerán sangre a la madre para poder verificar que no exista ninguna enfermedad viral que impida concretar su acto solidario.

Según aclaró la profesional, este procedimiento no entorpece ni interfiere con el nacimiento del bebé. “La cesárea de quienes efectivamente donan y quienes no lo hacen, no se diferencia en absoluto. Tampoco modifica el tiempo de la intervención ni la recuperación de la paciente”, aseguró.