Avances en Diagnóstico por Imágenes

Comprometidos con la salud de nuestros pacientes, y encaminados hacia la mejora continua, hemos incorporado a nuestro Servicio de Mamografía una nueva funcionalidad en nuestro equipo “General Electric SenoClaire”, que permite la realización de Mamografía con contraste, y que junto con la Tomosíntesis mamaria, incorporada previamente, se complementa para brindar un mejor diagnóstico en la detección del cáncer de mama.

Siendo el segundo equipo con esta funcionalidad en la Argentina, el SenoClaire trabaja con una técnica basada en la adquisición dual de energía y uso de contraste yodado endovenoso, que pone de manifiesto la angiogénesis, y cuyo significado podría traducirse en existencia de tumores.

Siendo el segundo equipo con esta funcionalidad en la Argentina, el SenoClaire trabaja con una técnica basada en la adquisición dual de energía y uso de contraste yodado endovenoso, que pone de manifiesto la angiogénesis, y cuyo significado podría traducirse en existencia de tumores. “Es un estudio más rápido, económico y sencillo de interpretar”, aseguran la Dra. María Elena Blanco, y la Dra. Sofía Dezi, miembros del Equipo de Diagnóstico por Imágenes, y a cargo del Área de Mastología, junto con la Dra. Yanina Ferreyra, mastóloga de nuestra clínica.

General Electric SenoClaire proporciona múltiples ventajas que se enfocan tanto en el paciente, como en la calidad del estudio:

  • Analiza las dos mamas con una sola dosis de contraste.
  • Fácil de interpretar y de reproducir.
  • Tiene un tiempo de duración de 7 minutos.
  • Aporta en el mismo proceso el estudio rutinario y la imagen con contraste.
  • Se puede hacer con marcapasos y material metálico.
  • Apto para pacientes que sufren claustrofobia.

Es válido aclarar que la mamografía con contraste no reemplaza a la mamografía convencional y tiene claras indicaciones:

  • Estudiar la extensión de un tumor ya detectado.
  • Complementar el estudio de una paciente con cáncer de mama en el que es preciso saber si hay compromiso de la otra mama
  • Para estudio oncológico de pacientes en quienes se ha encontrado solo un ganglio comprometido que podría estar dando cuenta de un cáncer oculto
  • Para el control y seguimiento del tratamiento con quimioterapia.
  • En mujeres de alto riesgo como quienes son portadoras de la mutación BRCA1 y BRA2, o contar con antecedentes familiares de cáncer de mama u ovarios
  • En mujeres cuyas mamografías y ecografías no arrojan resultados concluyentes y en aquellas que por diversas razones –claustrofobia, obesidad mórbida u otras- no pueden ser sometidas a una resonancia magnética
  • Entre las observaciones a la hora de realizar este tipo de mamografía encontramos que debe realizarse en ayunas. Por otro lado está contraindicado en pacientes con alergia al yodo, sin premediación, y pacientes con Insuficiencia renal.