Laboratorio de Biología Molecular

Los descubrimientos recientes de genes de predisposición hereditaria al cáncer han permitido el nacimiento de un nuevo campo de especialidad dentro de la oncología y la prevención del cáncer. El principal objetivo de este campo no es sólo el de conseguir optimizar el tratamiento del cáncer sino también, a través del diagnóstico genético, identificar aquellos individuos considerados de alto riesgo para poder conseguir la detección precoz y la prevención de la neoplasia (masa o tumor), promoviendo la supervivencia asociada al cáncer. 

En la actualidad se está pasando de una medicina en la que los ejes principales eran el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad a una medicina basada más en la predicción y la prevención. Se estima que alrededor de un 5 a 10% de todos los casos de cáncer de mama, ovario y colon son hereditarios. Éstos ocurren como resultado de heredar un gen alterado, lo que significa que el individuo ha heredado un aumento de la probabilidad de desarrollar cáncer o tumores asociados.

No dude en consultar con su médico si piensa que su historia familiar puede tener carga hereditaria. La identificación de familias con posibles cánceres hereditarios es importante ya que sus miembros podrán beneficiarse de medidas eficaces, no sólo en la detección precoz, sino también en la prevención de los tumores. La realización de pruebas genéticas específicas son posibles en estos casos, ya que tanto en el caso del cáncer de  mama como el de colon se conocen los genes responsables.

El paciente debe ser informado acerca del estudio genético más adecuado en cada caso y qué consecuencias cabe esperar tanto de los resultados positivos como de los negativos.

En nuestra institución contamos con una unidad de biología molecular, a cargo del Dr. Daniel Lerda y un equipo de profesionales especializados que estudian las alteraciones de estos genes.